Pero en un oficio recibido desde el juzgado de instrucción de Madrid se notificó que "todos los crímenes cometidos por la organización terrorista ETA han sido objeto de investigación policial y en la mayor parte de los casos se ha detenido, imputado acusado y condenado a los autores".
"Todas las personas reconocidas como víctimas de ETA han sido objeto de reparación, aún cuando no haya sido posible identificar al autor de los crímenes", se respondió al juez por lo cual una investigación en otro país, como Argentina, ""infringe los principios de non bis ídem y de cosa juzgada", hizo saber el juzgado español.
Canicoba Corral había enviado el exhorto por la denuncia que se abrió en Argentina para investigar los crímenes de José Caso Cortines y Manuel Zamarreño Villoría, cometidos el 11 de diciembre de 1997 y el 26 de mayo de 1998, respectivamente, en Guipúzcoa, España.
En el oficio se explicó además que ambos crímenes no son considerados delitos de lesa humanidad en España.
Fuente de la noticia

Comentarios