El diario deportivo madrileño Marca informa hoy que tanto en el vestuario como en la dirigencia no cayeron bien sus declaraciones durante los festejos de este sábado por la conquista de la 13ra copa de campeones de Europa en la ciudad ucraniana de Kiev ante el Liverpool de Inglaterra.
"Fue muy bonito estar en Real Madrid", manifestó "CR7" todavía en el campo de juego e hizo explotar una bomba interna que será tema de discusión durante varios días en Madrid.
El portugués fue recriminado en el vestuario por el capitán, Sergio Ramos, y también por Florentino Pérez, y ya en la rueda de prensa cuidó cada una de sus palabras, apuntó la prensa española.
Fuente de la noticia

Comentarios