"El diálogo no se da solamente en el auditorio del Seminario (sede de las negociaciones), con 70 a 80 personas, no, el diálogo tiene que proyectarse más allá, entre los vecinos, entre las familias, entre las comunidades", dijo el cardenal en la homilía que pronunció en la catedral de Managua.
La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que es mediadora y testigo en el diálogo nacional, lo suspendió hasta que las partes se pongan de acuerdo en la agenda.
El Gobierno se muestra solamente interesado en abordar temas económicos, mientras que la denominada Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia insiste en que sean enjuiciados los responsables de al menos 76 asesinatos durante las protestas contra el presidente Daniel Ortega.
Fuente de la noticia

Comentarios