Anoche, Trump estaba reunido en un encuentro con dirigentes californianos contrarios a la decisión de ese Estado de ofrecerse como "santuario" para recibir a inmigrantes indocumentados, en desafío a la política de deportaciones que promueve la Casa Blanca.
Cuando un jefe de policía local se quejó por las pandillas que, comentó, actúan en su jurisdicción, Trump respondió: "Hay gente que entra o está tratando de entrar al país, y estamos parando a un montón. Ni se imaginan lo mala que es esa gente. No son gente. Son animales".
Trump contra los inmigrantes ilegales
Hoy, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, replicó que "cuando nuestros tatarabuelos llegaron a Estados Unidos, no eran 'animales' y esta gente tampoco lo es".
La senadora por California Dianne Feinstein, la más antigua legisladora demócrata en el Congreso, acusó ayer mismo a Trump de "volver a tratar de dividir a los californianos y a todos los estadounidenses".
Fuente de la noticia

Comentarios