El reemplazo ordenado este martes por el presidente estadounidense, Donald Trump, de su secretario de Estado Rex Tillerson profundiza la seguidilla de enroques, renuncias y desplazamientos que caracterizaron a su gobierno durante las últimas semanas y abre una nueva grieta en lo que la prensa llama el "turbulento gabinete".
• Hace una semana, Hope Hicks, su asesora de comunicación y la que más tiempo llevaba a su lado, se fue del cargo, pese a que Trump había negado que exista "caos" dentro de la Casa Blanca.
• A inicios de febrero, Thomas Shannon, el especialista con más experiencia en América Latina y el número tres de la Secretaría de Estado, había renunciado también alegando que necesitaba "un descanso".
• Días más tarde, se conoció la renuncia de Rob Porter, secretario de gabinete de la Casa Blanca, luego de que trascendieran a la opinión pública las denuncias de abuso y violencia doméstica por parte de sus dos ex esposas.
Fuente de la noticia

Comentarios