Importaciones descontroladas. Varios productos que llegan desde otros países presentan publicidad engañosa en sus etiquetas.La lata es categórica en sus letras más grandes: “Cordero patagónico” indica el producto que se puede conseguir en los supermercados que tienen un elefante como logo. Sin embargo, si se mira la letra chica del aviso y de la lata que lo contiene, se llega a la cruel realidad: “Origen: Brasil”.

Se trata de solo uno de los casos de productos que llegan a la Argentina en reemplazo de lo que en nuestro país ya no se produce o se produce en cantidades menores a las de hace unos años. El caso de la carne es paradigmático, ya que cayó la producción (como la de lácteos, sector que ve cerrar tambos a medida que pasan los meses) y desde un tiempo a esta parte la llegada de carne desde países vecinos como Brasil o Uruguay se transformó en una constante.

Sin embargo, si hay un producto de elaboración nacional que no parecía llegar a caer en semejante agujero de decadencia era el vino, valuarte de los suelos argentinos que lograron instalar en los restaurantes y bodegas de todo el mundo la uva Malbec, parte del orgullo nacional.

En este caso la nota la da la marca económica Toro Viejo, que en su etiqueta asegura que se trata de “el clásico de los argentinos”. Sin embargo, un par de centímetros más abajo, la frase demoledora corta toda ilusión: “Procedencia Chile”, indica en negrita con tipografía más grande que la de su slogan.

Vino "argentino" de Chile

Vino “argentino” de Chile

Quien puso el acento en este tema es el expresidente de la Unión Industrial Argentina y actual dirigente del Frente Renovador, José de Mendiguren, quien remarcó que esto ocurre en el marco de un “modelo financiero/importador”.

Lo hizo a través de su cuenta en la red Twitter, donde también disparó sobre el caso del pescado patagónico-brasilero: “El modelo financiero/importador superó lo imaginable: Cordero Patagonico brasilero que además compramos con deuda. “Es el modelo, estupido”, disaparó.

Quizá por esto los empresarios se sumen este miércoles a la marcha convocada por camioneros y que ya superó cualquier posible relación con los casos judiciales de Hugo Moyano.

“Mañana los empresarios nacionales acompañaremos a los trabajadores en la movilización del #21F”, afirmó Leo Bilanski, miembro de la agrupación Empresarios Nacionales. “Al igual que hace un año ninguno de los flagelos que sufre la economía real se han resuelto”, argumentó.

Fuente de la noticia

Comentarios