Henry Bolton, el eurófobo líder del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), aseguró además que no renunciará a la dirigencia del UKIP a pesar del escándalo.

Jo Marney fue expulsada del UKIP al difundirse declaraciones en las que afirmaba que el casamiento del príncipe con la actriz "manchará" a la familia real británica y además burlarse del origen "afroamericano" de la novia.
El presidente interino del UKIP, Paul Oakden, dijo el domingo que esperaba que Bolton tomara una decisión sobre su futuro, mientras que el diputado ex candidato a la dirección del partido, Bill Etheridge, pidió directamente la renuncia del líder. El diario británico Mail on Sunday aseguró que un miembro del Ukip también predijo que el escándalo podría indicar el fin del partido, que enfrenta serios problemas financieros desde el año pasado. Fuente de la noticia