Gilles Kepel, de 62 años, hoy asesora al presidente francés, Emmanuel Macron, y la semana pasada viajó con él a Medio Oriente, en una visita originalmente restringida a Emiratos Árabes Unidos. "La discusión sobre un posible conflicto en Medio Oriente, quizás en Líbano, fue la razón por la cual Macron paró en Arabia Saudita, en una visita no anunciada", contó el académico en una entrevista con Télam durante su paso por Buenos Aires.

Kepel tuvo una impresión de primera mano la semana pasada de los cambios que están sacudiendo a Medio Oriente y, especialmente a Arabia Saudita, después de siete años de tener el ingreso prohibido a ese país.
"El príncipe heredero Mohamed bin Salman tomó la mayoría del poder en sus manos", resumió el académico y no dudó en calificar la ola detenciones de príncipes, ministros, ex ministros y multimillonarios empresarios de las últimas semanas como "un golpe". "El príncipe heredero es muy popular entre jóvenes educados de clase media, pero la gran pregunta es si el apoyo de este grupo es suficiente", explicó y detalló la estrategia del heredero saudita para evitar un contragolpe.
Fuente de la noticia