El primer ministro de Rumania, Sorin Grindeanu, cayó este miércoles tras apenas seis meses en el cargo al perder una moción de censura presentada por su propio partido, el socialdemócrata PSD, junto a su socio de coalición, el liberal ALDE.
En la sesión, celebrada en conjunto por la Cámara Baja y el Senado, votaron 241 diputados a favor, cuando el mínimo requerido es de 233, informó el Parlamento.
La disputa interna en el oficialista PSD se debe al enfrentamiento entre Grindeanu y el presidente del partido, Liviu Dragnea, quien no puede ser primer ministro por haber sido condenado por corrupción.
El líder socialdemócrata insistió en que se alivien las penas para políticos corruptos, una iniciativa rechazada por el ahora destituido primer ministro, reportó la agencia de noticias EFE.
El presidente rumano, el liberal Klaus Iohannis, deberá ahora designar al nuevo primer ministro a propuesta del PSD y ALDE.
Para ello, convocó a los partidos políticos del país balcánico a una ronda de consultas.
Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/527341
Fuente de la noticia