Sociedad

Rescataron a la escaladora argentina varada en una montaña

Montañista argentina rescatada en Canadá
"Natalia está de regreso sana y salva. No puedo estar más feliz en este momento" escribió este viernes a las 3:20 de la mañana en su página web Camilo Rada, el novio de Natalia Martínez, y dio por terminado así tres días de angustia de la familia de la escaladora, que quedó varada a 4000 metros de altura y, aunque se la encontró en buen estado de salud, estaba frustrada por no haber podido hacer cumbre.
Martínez, de 36 años, llevaba tres días varada a 4.000 metros de altura en el Monte Logan de Canadá, cuando un helicóptero pudo rescatarla cerca de las diez de la noche hora local.
Télam habló con su hermana Graciela en Mendoza, quien contó que a pesar de que el rescate fue un éxito, el ánimo de Natalia no era el mejor: "Estaba tranquila, se sentía frustrada por no haber hecho cumbre, los alpinistas tienen esa mentalidad, su objetivo y nada más", dijo.
Martínez, una guía de montaña con más de 15 años de experiencia, intentaba llegar a la cumbre del Monte Logan, de 5.959 metros de altura, cuando dos sismos provocaron una avalancha mientras dormía y la dejaron atrapada en una de sus laderas. Con comida suficiente, el equipamiento adecuado y un teléfono satelital, la mujer pudo sobrevivir sin dificultades.
El piloto Ian Pitchforth, a cargo del operativo, contó a los medios canadienses que cuando lograron llegar al lugar, la mujer "estaba con todo empacado y lista para irse".
La foto de una sonriente Natalia, posando junto al piloto y los tres guardiaparques que realizaron el rescate fue difundida por la empresa que aportó el helicóptero. Allí, la mendocina aparece también compartiendo una taza de café caliente.
"Ninguna cumbre me podría haber hecho tan feliz!", le dedicó Camilo a su novia en su página de Facebook, donde anunciaba que ya se iba para el aeropuerto a encontrarse con Natalia.
Su hermana contó que los rescatistas "se organizaron muy bien, sobrevolaron el lugar junto con un avión de línea turista para que comprobara la visibilidad y con los datos que pasaba Natalia –quien llevaba un teléfono satelital– un helicóptero pudo llegar a su rescate.
El piloto explicó que la idea original era rescatarla el viernes por la mañana, pero como las condiciones climáticas habían cambiado de pronto decidieron no demorar más el operativo. El principal problema, aseguró, fue que la ladera estaba demasiado empinada y no podía aterrizar por completo.
Así, el operativo se puso en marcha a las 19:30 y terminó cerca de las 22:30, de acuerdo a lo que informó Camilo.
Según precisaron su hermana y su novio, la avalancha ocurrió a 215 kilómetros del lugar donde se encontraba Natalia, luego de que se registraran dos sismos de magnitudes de 6,2 y 6,3 en la escala de Richter.
"El proyecto de ella era una ascensión en solitario, es guía de alta montaña y tiene mucha experiencia. Llegó a los 4.000 metros y logró pasar la parte más difícil; estaba durmiendo en un refugio en su carpa y escucha un estruendo y comienzan las avalanchas, decía que parecía que se rompía todo", aseguró Graciela sobre el momento en que Natalia quedó varada el lunes pasado.
Y agregó que su hermana estaba en un buen lugar, lo que le permitió bajar 3.400 metros para buscar refugio. Pero cuando comenzó el mal tiempo quedó varada y ya no pudo ni avanzar ni ser rescatada.
"Había vientos de hasta 100 kilómetros por hora y los primeros días no pudo ni siquiera dormir, tenía que salir a palear la nieve para no quedar atrapada, pero por suerte ayer mermó el viento y lograron rescatarla", dijo.
Natalia Martínez vive en Vancouver junto a su novio Camilo Rada, geólogo que se encuentra cursando una maestría allí. Juntos hacen expediciones a las montañas para realizar investigaciones en tierras y montes.
"Ella tiene mucha experiencia y escaló muchas veces con Camilo, incluso subió el Aconcagua en varias oportunidades", aclaró Graciela sobre su hermana y aseguró que los dos tienen un proyecto "donde buscan información sobre el terreno y las montañas en el Sur argentino. También estuvieron en las montañas alrededor del Everest, no es una improvisada ni estaba perdida".Fuente de la noticia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar