Personal sanitario identificó dos nuevos casos sospechosos de ébola en la República Democrática de Congo, un día después de que el gobierno declarara un brote de la enfermedad que mató a un hombre de 39 años, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Los funcionarios gubernamentales y de la OMS llegaron a una área remota de la provincia de Bas-Uele, en el noreste del país, cerca de la frontera con la República Centroafricana, para realizar una investigación sobre el terreno, reportó la agencia Reuters.
Los especialistas plantean que, a fin de evitar la expansión del virus, deben seguir, analizar, aislar y tratar de forma rápida los casos sospechosos, así como proteger a los trabajadores sanitarios y educar a la población sobre medidas de higiene.
"El primer caso, y posiblemente el caso cero, es un hombre de 39 años que presentó los síntomas iniciales el 22 de abril de 2017 y murió a su llegada a la instalación sanitaria", definió la OMS.
Actualmente "se están investigando dos contactos: una persona que le cuidó durante su traslado a la instalación sanitaria que ha desarrollado síntomas similares desde entonces, y un conductor de una moto-taxi que transportó al paciente al centro", que resultó muerto.
En las últimas 24 horas, fueron identificados otros dos posibles casos, lo que elevó el número total a 11, comentó el vocero de la OMS en la República Democrática del Congo, Eugene Kabambi. Tres de ellos murieron por fiebre.
El peor brote de ébola significó la muerte de más de 11.300 personas e infectó a unas 28.600 en Guinea, Sierra Leona y Liberia, con un pico de casos a fines del 2014 y una transmisión activa del virus que concluyó recién en 2016.Fuente de la noticia