La Policía de la provincia de Buenos Aires desplegó un importante operativo preventivo de seguridad durante las dos jornadas que duró el “Recital Lollapalooza” este fin de semana en el Hipódromo de San Isidro, con varios procedimientos en los que se detuvo a siete personas, tres de ellas acusadas de robar celulares de las mochilas de los asistentes.
Participaron del operativo 850 policías de la fuerza provincial en ambos días, entre ellos personal de las divisiones de Seguridad, Motorizada, Caballería, Canes, Drogas Ilícitas, Policía Local, una Torre de monitoreo, un Destacamento móvil y hasta helicópteros, que trabajaron en conjunto con la Policía Federal Argentina en los controles para dar seguridad a los asistentes del mega festival de música que convocó a miles de jóvenes y familias.
En la noche del viernes, primera jornada del show, se realizaron 24 procedimientos por estupefacientes, 35 traslados por averiguación de antecedentes y se labraron 15 actas por contravenciones y, en las inmediaciones del Hipódromo, otras 41 por estupefacientes.
Procedimiento en el festival.
Ese mismo día hubo cuatro aprehendidos, dos por pedido de captura y otros dos por resistencia a la autoridad.
En tanto, en la noche del sábado hubo 46 procedimientos de estupefacientes, se labraron 14 actas contravencionales, hubo 15 traslados por averiguaciones de antecedentes y otras 45 actas por droga.
También se recibieron tres denuncias por hurto de celulares que, posteriormente, terminaron con la detención de tres jóvenes que se dedicaban a robar teléfonos cortando las mochilas y carteras del público.
Se incautaron del interior de una mochila de los detenidos 26 teléfonos de distintas marcas y modelos y se les secuestró un automóvil marca Chevrolet Corsa en el que se desplazaban.
Los aprehendidos, de entre 27 y 30 años, quedaron a disposición de la UFI a cargo del Dr. Ferrari perteneciente al Departamento Judicial San Isidro.Fuente de la noticia