El Papa descansará el sábado en la cárcel de San Vittore, tras una recorrida que incluirá un almuerzo con cerca de 100 detenidos. Es una decisión sin precedentes en la historia moderna.Fuente de la noticia