El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, originó hoy una nueva polémica al anunciar que no viajará al Reino Unido a inaugurar la sede de la nueva embajada de su país en Londres, porque su antecesor, Barack Obama, malvendió la antigua, aunque según la prensa estadounidense quien tomó esa decisión fue George W. Bush.
"La razón por la que he cancelado mi viaje a Londres es que no soy un gran fan de que el gobierno de Obama vendiera quizás la embajada de mejor calidad y mejor localizada de Londres por maníes (unas pocas monedas), solo para construir una nueva en una mala localización por 1.200 millones de dólares. Un mal trato. Querían que cortara la cinta. ¡NO!", sentenció Trump en Twitter.

Reason I canceled my trip to London is that I am not a big fan of the Obama Administration having sold perhaps the best located and finest embassy in London for “peanuts,” only to build a new one in an off location for 1.2 billion dollars. Bad deal. Wanted me to cut ribbon-NO!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 12 de enero de 2018

Sin embargo, según la prensa británica, la venta de la antigua embajada fue realizada por el ex presidente republicano Geroge W. Bush (2001-2008).
Fuente de la noticia

Comentarios