La prueba piloto -cuyo proceso de organización comenzó el año pasado con una reunión entre la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y los jueces de la Cámara Nacional Electoral (CNE)- se realizará en un total de 1.052 mesas, en las que votan 362.460 electores, equivalentes al 10 por ciento del padrón total de esos distritos.
En esas mesas, el votante accederá al dispositivo a cargo de las autoridades de mesa y colocará su pulgar derecho en una pantalla, luego de ingresar su DNI, y ambos datos se cotejarán una vez concluida la elección.
La terminal -que posee un lector de dígitos pulgares en un extremo y una pantalla similar a un smartphone donde se muestran los datos del votante y otras instrucciones para el presidente de mesa- corre con sistema operativo Android y, según afirma la justicia electoral, "no va a estar conectado a ninguna red y tiene inhabilitados todos los puertos" para evitar filtraciones, adulteraciones o robos.
Para más información ingrese al servicio de noticiasFuente de la noticia

Comentarios