La llegada del nuevo presidente elevó la tensión entre el poder polìtico y el de las corporaciones tecnológicas, especialmente en la cuestión migratoria, explicó a Télam Santiago Siri, cofundador de Democracy Earth.Fuente de la noticia

Comentarios