El director argentino Sergio Amigo vivió 15 años en Londres, desde donde desarrolló una actividad teatral que lo llevó a lugares remotos, fundó una librería especializada y dictó clases de teatro en las cárceles, actividad que retomó en su regreso al país.Fuente de la noticia

Comentarios