Por su facilidad para trasladar el equipo y aprender a usarlo, por la velocidad que toma de inmediato y la emoción que produce, la disciplina creció exponencialmente y se volvió un deporte que hace furor en las playas del Este.
Fuente de la noticia

Comentarios